El Saturnino: Una picada imperdible en Horcón

Todos en esta pintoresca caleta señalan que el viejo lobo de mar de nombre Saturnino Olivares es un modelo del pescador sacrificado, arriesgado, porfiado y longevo, y uno de los fundadores de este reducto de pesca artesanal en la V región. Hoy, su bisnieto, el también pescador Felipe Olivares recrea con su equipo estos platillos de caleta, frescos y abundantes. Imperdible vista al mar desde su comedor se puede apreciar el trabajo de los botes junto a un Jardín de Mariscos con ceviche ($9.300). También destacamos una buenísima chorrillana de maricos donde comen hasta tres ($10.900), un abundante y cremoso chupe de jaiba ($5.390), ricos y frescos picorocos ($5.800) y hay un buen trabajo de los pescados fritos desde la merluza con agregado ($4.390) hasta, cuando hay suerte, pescados de roca .Además, cuenta con instalaciones sobresalientes (baños, instalñaciones, mobiliario, vista) en relación a la oferta de este balneario hippie y lleno de mística. Abre de lunes a domingo de 12:00 a 0:00 horas.

Saturnino. Av. Costanera 61. Caleta de Horcón, Puchuncaví. Tel. (9) 8576 9793.